1 er arrondissement

¡Llegó la hora! 😀

El último arrondissement y corazón de París (digo último porque empecé a recorrer desde el 20).

Y no va a decepcionarnos, todo lo contrario, nos espera con comida asiática, callejones, puentes, jardines reales, el legendario Museo de Louvre ¡y más!

¿Vamos?

Comenzamos el recorrido en la rue St. Anne, en búsqueda del aclamado restaurant japonés Sapporo y su delicioso Kat Su Don.

20161215_170223

La particularidad de esta calle parisina es que acoge una gran variedad de restaurantes, negocios y tiendas asiáticas.

Están todas nucleadas a lo largo de esta callecita del distrito 1.

20161215_17020720161215_170215

20161215_180645
Mirando vidrieras, descubrí estas cajitas coloridas que, en realidad, son luncheras o para poner el almuerzo. Adentro, cuenta con compartimentos para colocar los distintos alimentos sin que se mezclen.

20161215_180853

Atención al siguiente negocio:

20161215_170416

Es un distribuidor de comida asiática de 24 hs… para emergencias gourmet.

Este dispenser es bastante común: Se coloca el dinero y se obtiene la comida o bebida envasada.

20161215_170431

Pero éste me llamó bastante la atención…

20161215_170441

¡Tiene sushi y comidas frescas!

20161215_170523

Y un microondas… por si el sushi está demasiado frío. 🤭

20161215_170515

Y, de repente, lo encontré.

20161215_170621

Sapporo es tal vez el mejor restaurnat japonés de todo París, según las reseñas.

20161215_170808

Su Ramen y su Kat Su Don son excepcionales.

El Kat Su Don consiste en pollo o cerdo marinado en huevo y sellado sobre un colchón de arroz que no sé qué le ponen, pero es el arroz más rico que comí en mi vida.

Y ese caldo que viene en la tacita negra es un caldo de pescado, raro, pero no del todo feo.

 

Amanece en París, y así es como se ve el jardín del Palacio Real de día.

557882_10200863010686295_899055407_n

En la entrada al metro Palais Royale – Musée du Louvre vemos una curiosa cúpula de colores. Pero, ¿qué es?

20161215_165444

Se trata del Kiosque des Noctambules. Odiada por muchos y admirada por algunos otros.

Es una obra de arte contemporáneo, instalada en el 2000 y está compuesta de aluminio y cristal de murano.

Ustedes qué opinan ¿encantador o vulgar?

20161215_165516

A un extremo del Jadin de Tuileries, en la Place de la Concorde, vemos en las alturas la gran Roue de Paris, una inmensa vuelta al mundo de donde se ueden apreciar grandes vistas de la ciudad.

20160625_154714

Todo parecía estar en orden el el Jardín de las Tullerías. Pero yo no tenía tiempo de entretenerme mucho tiempo tomando el sol en sus sillitas junto a la fuente.

Tenía que ir a una clase de yoga, en el 35 de la rue St. Roch.

20160418_182033

En mi camino, me crucé con muchos vestidos de novia.

¡El 1er arrondissement está lleno!

 

Ahora, atención, porque estoy por develarles un gran secreto.

Nos encontramos con la iglesia St. Roch, que divide la rue St. Roch del Pasaje St. Roch. Si nos metemos por el pasaje, llegamos a una escalinata, justo a la izquierda.

Era allí donde me conectaba gratuitamente a internet que ofrecía el hotel Lumen, justa al lado. Aquellos con 3G y 4G en sus teléfonos, nunca van a entender lo que es conseguir una señar de internet abierta para el resto de nosotros que no pagamos por un abono de internet mensual. Es la gloria pura, y más en París que conseguir internet gratis fuera de Mc Donald’s o Starbucks no es fácil.

20160418_172504

Entre clase y clase de yoga, me iba ahí, a ponerme al día con mis mensajes y redes sociales.

IMG-20160424-WA0008

Ahora bien, es hora de hacerle una visita al colosal, señorial, legendario, renombrado, único e irrepetible… Museo de Louvre. Sí, ya vamos.

Justo donde terminan los Jardins des Tuileries, nos encontramos con un segundo Arco del Triunfo, más pequeño que su hermano más famoso, en el 8ème.

A veces está soleado…

20160418_182027

A veces, gris y escarchado…

20161213_144216

Pero París se mantiene siempre hermosa por dónde se mire.

20161213_144221

Al llegar a la singular pirámide de cristal en la puerta del museo, vamos a ver a turistas intentando agarrar la punta de la pirámide para la típica foto.

Yo intentaba agarrarle los pies a mi hermana, pero fue misión imposble. 😬

IMG-20160726-WA0010.jpg

La entrada es gratuita para todos el primer domingo de cada mes de octubre a marzo y el 14 de julio, pero prepárense para largas colas y una multitud importante adentro.

DSC05285DSC05254

Los halls del museos con su característico rojo.

DSC05272

A mí, particularmente lo que más me gustó fueron las esculturas…

DSC05259DSC05262

Y claro, la estrella del museo es ella, La Mona Lisa o Gioconda, que se ve así:

DSC05264

¡Cayeron! 🤭

En realidad se ve así… cuadro + vitrina que la protege de la humedad, la luz, el calor, los robos y el vandalismo + un grupo de turistas que llegaron antes y nunca se corren + vos.

DSC05267

Pinturas simplemente impresionantes:

DSC05270

“La Consagración de Napoleón” es una de mis favoritas, porque conozco sus simbolismos y secretos.

¿Cuáles secretos? Me alegra que hayan preguntado.

Bueno, se trata de una pintura de óleos sobre tela que el mismísimo Napoleón le encargó a su amigo y pintor Jacques-Louis David. La pintura muestra el momento en el que el emperador está a punto de coronar a su esposa, Josefina, tras haberle quitado su propia corona de las manos al Papa Pío VII y autocoronarse, en un acto de soberbia.*

*Claro que éstos no son más que rumores, que se van pasando de generación en generción, ya que hay varias otras versiones dando vueltas por ahí. Como encontré en un blog de arte: “El emperador es consagrado por la gracia de Dios, pero su coronación por mano propia simboliza su derecho a la corona por la voluntad del pueblo. En efecto, Napoleón nunca “arrebató” la corona de manos del Papa, según el mito inventado por Adolfo Thiers y repetido erróneamente desde entonces. Este gesto estaba previsto en los preparativos oficiales y había sido aprobado por el Papa.”

La obra esconde unos cuantos secretos que voy a pasar a revelarles a continuación:

60587_10200872779330505_550795684_n

1- En las tribunas, en el centro de la imagen, se encuentra la madre de Napoleón, quien en realidad no asistió a la coronación. No obstante, Napoléon solicitó al pintor que la incluyera en la pintura. El motivo por el que ella no asistió fue que no quería a Josefina y no aprobaba su matrimonio (es la versión que yo escuché, pero hay otras versiones dando vuelta)

2- El mismo Jacques-Louis David se autoretrató en una de las tribunas superiores.

3 – A la extrema derecha, encima de la figura del Papa, escondidos entre los grandes pilares, donde casi no llega la luz, se encuentra un grupo de diplomáticos entre los cuales se distingue uno con una estola con los colores de la bandera argentina. Me pregunto yo si habrá alguna relación, aunque los años no coinciden ya que la bandera argentina fue creada en 1816 y el cuadro fue pintado entre el 1805 y el 1808.

4 – A la extrema izquierda se encuentran las hermanas y cuñadas de Napoleón, todas vestidas de blanco, como era la tradición de la época.

5 – Josefina está arrodillada demostrando sumisión y a pesar de sus 40 años de edad, en la pintura se encuentra milagrosamente rejuvenecidad por gracia y obra de la brocha del pintor.

6 – Y, por último, un dato de color: se dice que las dos jovenes que llevaban la capa de Josefina no paraban de tironearsela para dificultarle caminar y se reían entre ellas de sus maldades.

El cuadro original se encuentra en el Museo de Louvre, pero hay una versión que ocupa una pared entera de extensión y está en el palacio de Versalles. Allí fue donde yo lo vi por primera vez y, cuando la guia turística de un grupo se puso a develar todos estos secretos, yo me quedé parada con el grupo, quietita, tratando de pasar desapercibida para escuchar toda la explicación. Y nunca, nunca me olvidé de lo que aprendí.

DSC05277
La Venus de Milo, exponiendo sus abdominales.
DSC05281
La dulce escena de Cupido y Psiqué. Existe una réplica en el cementerio de Montparnasse en el distrito 14.

DSC05284

A la salida del museo, un vendedor de marrons chauds o castañas calientes, un frío día de invierno.

20161213_144906

20161213_14531620161213_145332

“El sena de los cisnes”

20161213_14575420161213_150031

Todo el mundo conoce el Pont des Arts, famoso por ser el lugar donde los enamorados juran su amor eterno con un candado que permanecería por siempre, aferrado a las barandas del romántico puente o, más bien, hasta que fuera removido por la municipalidad un año más tarde. Hacían esto cada año, para que el gran peso del conjunto de candados no atentara contra la seguridad  y estabilidad del puente.

DSC05423

Oh là là l’amour! ❤️

DSC05420

Esta tradición se mantuvo hasta junio de 2015, cuando la municipalidad del 1er arrondissement decidió cambiar las barandas alambradas por paneles de vidrios, matando así, las promesas de amor de cientos de parejas.

En este link, pueden leer más al respecto.

20161213_145535

Pero al amor no hay quien lo pare, ¿no?

Rapidamente, los amantes encontraron la forma de seguir profesando su amor a lo ancho del río Sena.

20161213_145611

En la Isla de la Cité, se encuentra La Conciergerie, la ex cárcel que ahora es un museo y exhibe la última morada de Marie Antoinette. Allí, se puede ver la diminuta celda en la que habitó sus últimos días antes de ser decapitada.

DSC05506DSC05507

La rue Rivoli…

20161213_152801

A lo largo de esta calle se encuentran muchos de los grandes negocios de ropa como H&M, Forever 21, C&A, Mango, etc. lo que lo hace otro gran punto de compras en París.

20161213_15443620161213_154714

Y por último, para cerrar, les dejo esta toma de la Tour St. Jacques al atardecer, que me costó una camisa, porque al dar vuelta la cámara para capturar su altura me derramé encima el vaso de café con leche que llevaba. 😬

Esta torre (que tecnicamente está en el distrito 4, pero justo sobre la rue Rivoli) es lo único que queda de la iglesia Saint-Jacques-de-la-Boucherie. Era una iglesia tan impresionante como lo es la catedral de Notre Dame, pero lamentablemente, fue destruida durante la Revolución Francesa.

20161213_161151

Ahora que ya están iniciados en el maravilloso mundo de los arrondissements parisinos, los invito a que descubran los otros 19 mágicos distritos y todos sus secretos… o al menos, los pocos que pude recopilar en este blog. Y los invito, también, a que me cuenten cuál es su favorito y si conocen más secretos y misterios acerca de estos lugares.

¡Feliz descubrimiento y feliz lectura! 🙂

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s